Por Ambar Rosado Hernández que él Señor la libere de las drogas y se convierta al lnmaculado Corazón de Jesús y de María, que tenga una verdadera conversión de vida.