Buen Señor, quiero darte gracias por tu bondan y el amor que tienes con nosotros. Aún cuando en nuestro egoísmo nos olvidamos de ti. Sigue derramando tu misericordia sobre tu pueblo para que sepamos amarte hasta el extremo como lo hizo San Francisco y Clara de Asís. Cuida de la de Orden de Frailes Menores. Amén.